Cómo sobrevivir siendo Biólog@ en una ciudad, sin sucumbir en la banqueta esperando...

miércoles, abril 08, 2009

Rastros...

Fotografiar plantas siempre resulta más sencillo en términos generales, pues como decía una profesora, éstas no pueden tomar sus raíces y largarse pa otro lado (aunque he descubierto unas que sí lo hacen, como las famosas bolas rodantes del desierto que nadie sabe cómo se llaman). Otras dificultades pueden ser el acceso a los lugares donde habitan las plantas, pero esta vez les mostraré mis intentos por encontrarme con unos animalitos en el bosque de mangle en El Llano, Ver.
Algunos dicen que es una laguna en fase terminal, que sólo son vestigios de lo que una vez fue y no volverá a ser. Para mí es más bien un bosque encantado, se oye el canto de las aves y su revoloteo; el caminar de los cangrejos y su chasquido de quelas (manos) para llamar a las hembras, el zumbar de moscos, abejas y tábanos. Pero algunos otros son más sigilosos y sólo dejan la notita de que estuvieron ahí...

... la exubia de la libélula,

...las indecisiones de un ave en la persecusión de los cangrejos,

y el mapache que va a lavar su comida a la laguna.

¿Será que todos ellos se esconden de alguien más?

De ese humano que necesita del manglar sin saber que
El Gran Manglar también necesita de él.

|

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home